Elementos básicos para leer, analizar y comprender una fotografía

La lectura y comprensión de una imagen, ya sea una fotografía, pintura o un simple cartel publicitario, es algo complejo y crea en nosotros una serie de sensaciones que van más halla de lo bonito o feo.

Aquí voy a dar unas pautas principales, enfocadas principalmente a la fotografía, para leer e interpretar una imagen fotográfica.

Empecemos pues:

Elementos básicos para el análisis de una imagen.

    1. El punto: ¿Qué es el punto? pues es el centro de interés o principal foco de atención. Esto quiere decir que toda la imagen gira entorno a ese punto principal e inconscientemente nos dirige la mirada hacia él, el cual suele ser la clave para interpretar toda la imagen. Notas: (No suele coincidir con el centro de la imagen. Un punto secundario que compita con el principal podría estropear toda la imagen. Un punto centrado nos da una composición estática. Si el punto coincide con lo ejes diagonales de la imagen contribuyen a incrementar la fuerza dicha imaginé. La existencia de dos puntos o más que no compitan pueden ayudar crear vectores de dirección de lectura en la imagen, lo que aumentará la fuerza dinámica y tensional de la composición).
    2. La línea: Se puede definir como un punto en movimiento que nos ayuda a guiar la vista sobre la imagen y forzar su atención, siendo el elemento clave para dotar de volumen a los sujetos u objetos. Suele producir en la imagen una sensación de movimiento, perspectiva o quietud. Notas: (Las líneas horizontales suelen dar sensación de calma y quietud. Cuando son verticales la sensación es como de espiritualidad. Si la Línea es oblicua no da dinamismo en la imagen mientas que unas líneas curvas nos da movimiento y volumen).
    3. El encuadre: El encuadre lo vamos a dividir en:
      1. Planos-espacio: Es el recurso por excelencia para compartimentar y dar profundidad a la imagen y con la que podemos construir tridimensionalidad, situando sujetos más cercanos y otros más lejanos o jugando con las profundidades de campo.
      2. Punto de vista: Es el ángulo desde donde está tomada la fotografía. Es decir, a la altura de los ojos, picado o desde arriba, contrapicado o desde abajo u otras posiciones no tan usuales. La elección de la altura de la toma, el ángulo de la cámara de como se toma, suele dar un peculiar modo de “relación de poder” de los objetos retratados.
      3. Ley de los tercios: La mayor o menor importancia del centro de interés de un objeto en el interior del encuadre, está íntimamente ligada al peso que tenga en la composición, en relación con otros elementos. Si dicho centro de interés coincide con el centro geométrico de la imagen, su peso será menor que si está ubicado en zonas descentradas. Pues bien los puntos de interés de estas zonas descentradas la obtenemos de estas líneas de tercios, que se consiguen al dividir la imagen en tres partes iguales en horizontal y en vertical, tomando como referencia los límites horizontales y verticales del propio marco de la fotografía. Los puntos de intersección de estas líneas horizontales y verticales son por tanto cuatro. Cuando los objetos o elementos coinciden con alguno de estos cuatro puntos, es cuando adquiere mayor fuerza y peso visual.
      4. Tamaño: Son las dimensiones la copia, que influye a la hora de apreciar los detalles.
      5. Formato: Nos permite ver el tipo de proporción o "ratio" que presentan los lados de la imagen. En fotografía se habla de formatos como el paso universal (negativo de 24X36mm ), el formato medio (puede ser cuadrado, 6X6 , o ligeramente rectangular 6X4,5 cm, 6X7cm) y el gran formato (9X12cm, 13X18cm; 20X25cm ). Con los soportes digitales se han extendido todo tipo de formatos de imagen, cuya utilización es muy variada así como en el campo del diseño de las páginas web. En términos coloquiales y para entendernos, nos fijamos principalmente en si la fotografía es horizontal, vertical o cuadrada. Esta última forma, la cuadrada, nos da sensaciones de como más intimidad hacia el sujeto retratado.
      6. Escala: La escala se refiere al tamaño de la figura en la imagen, tomando como referencia la del cuerpo humano, de forma que no se vean distorsiones extrañas, o volúmenes demasiado exagerados y surrealistas. Dentro de la escala podemos distinguir entre primer plano, plano medio, plano americano, plano entero, plano general, plano de detalle, plano de conjunto, etc.…
    4. La luz: Es el elemento más importante en el estudio de una imagen ya que sin ella no podríamos tener la percepción de las formas, texturas o colores, ni el valor expresivo, simbólico, metafórico, etc., que puede conferir a una imagen.
      1. La luz puede ser:
        1. Tonal o plana: que nos sirve para iluminar la imagen de tal modo que podamos verla,
        2. Luces claro-oscuro: dando zonas iluminadas y zonas sombrías en la misma imagen.
      2. Atendiendo a la calidad de la luz:
        1. Iluminación natural e iluminación artificial (mediante el uso de flashes o iluminación continua)
        2. Iluminación dura (fuerte contraste de luces, con presencia de tonos negros y blancos intensos)
        3. Iluminación suave (iluminación difusa, con una pobre gradación tonal)
        4. Iluminación en clave alta (predominio de altas luces)
        5. Iluminación en clave baja (predominio de las sombras) o “iluminación clásica o normativa”
      3. Atendiendo a la dirección de la luz: Podemos encontrarnos con
        1. Iluminación cenital
        2. Iluminación desde arriba
        3. Iluminación lateral
        4. Iluminación desde abajo
        5. Iluminación nadir (opuesta a la cenital)
        6. Contraluz
        7. Iluminación equilibrada o clásica, etc.

      La iluminación también es un elemento fundamental para definir estilos fotográficos como el expresionismo, el realismo, el pictórico, etc.

    5. El color: Transmite emociones y sensaciones. De forma general podemos distinguir entre colores colores fríos (azules, violetas, etc.) que dan esa sensación y cálidos (rojos, naranjas, etc.) dando la sensación opuesta. A la ahora de analizar la fotografía no las podemos encontrar en blanco y negro, en color, o bien puede haber sido coloreadas o emplear técnicas de virado de forma química o digital y resto de variantes, esto no tiene porqué alterar el trabajo analítico de la imagen. Se trataría, pues, de incorporar la información pertinente, cuando ésta esté disponible. Es necesario subrayar que la utilización del blanco y negro es una opción cargada de significaciones, y que en ningún caso debe interpretarse como ausencia de color. Sí es cierto que el grado de figuración de una imagen disminuye con el empleo del blanco y negro, es decir, nos hayamos ante una fotografía más reconocible como representación por el espectador: el uso del blanco y negro dota a la fotografía de una fuerte expresividad.
      1. El tono,tonalidad o matiz del color: Permite distinguir los colores entre sí, ya que cada color corresponde a una determinada longitud de onda.
      2. La saturación: Se refiere a la sensación de mayor o menor intensidad del color, a su grado de pureza.
      3. El brillo del color: Se refiere a la cantidad de blanco que contiene el color. Es un parámetro que en realidad no es de naturaleza cromática sino lumínica.
    6. Elementos: Los diferentes elementos visuales contenidos en una imagen tienen un peso variable en el espacio de la composición, dependiendo de la distribución de estos elementos, se determinan el peso, la actividad y el dinamismo plástico de dichos elementos.
    7. Representación: icónica, abstracta, mono sémica: un significado inequívoco, polisémica: pluralidad de significados de un mensaje, con independencia de la naturaleza de los signos que lo constituyen.

 

Bajo mi punto de vista, estos son los puntos principales que habría que tener en cuenta a la hora de mirar, valorar y criticar una imagen. De todos modos si alguien quiere profundizar más en el tema dejo estos enlaces:

Análisis fotográfico

Ejemplo de análisis

Ni que decir tiene que espero vuestros comentarios y reacciones.

Publicar un comentario

Entradas populares